p h o t o g r a p h e r+34 635 675 769
chris@24mm.es

Todos los años, a primeros de junio, se recuerda en Normandía una de las batallas más importantes de la Segunda Guerra Mundial: El desembarco de Normandía. El 6 de junio de 1944, conocido como el “día D”, los aliados iniciaron el desembarco de un ejército más de 150.000 soldados (73.000 norteamericanos y 83.000 británicos y canadienses) sobre las playas de Normandía: Utah Beach, Omaha Beach, Gold Beach, Juno Beach y Sword Beach.

La conocida como Operación ‘Overlord’, la invasión aliada de Francia había empezado. Comandados por el general Eisenhower, las tropas aliadas superaron las defensas organizadas por el mariscal alemán Rommel.

La supremacía aérea anglo-norteamericana fue clave para entender el éxito de la operación. Los aviones aliados destrozaron la mayor parte de los puentes sobre el Sena y el Loira, impidiendo que los alemanes pudieran enviar refuerzos a Normandía. A ello se unió la dificultad de los alemanes en cubrir una costa de 4800 kilómetros de longitud entre la frontera española y Holanda y las continuas desavenencias y contradicciones en el mando militar alemán sobre dónde tendría lugar el desembarco y cómo se le debía hacer frente.

El éxito del desembarco permitió el rápido avance de las tropas aliadas hacia el corazón de Francia y fue clave en la derrota del III Reich.

2 Comentarios Subscribirse a los comentarios


  1. Joaquín Rodríguez

    Que el desembarso fue un éxito, sí, no cabe duda de ello, porque ya no fueron capaces de tirarlos al agua de nuevo. Vale. Pero de ahí a decir que el avance fue rápido hacia el corazón de Francia, ¡pero si tardaron más de dos meses en llegar a París! Rápido sí fue el avance de la Wehrmacht en 1940.

    11 jun, 2010 @ 8:16


  2. Christian Vilar

    Teniendo en cuenta los éxitos anteriores, el avance fue rápido… de hecho se consiguió acabar la guerra en 10 meses…

    11 jun, 2010 @ 9:02